Llegir, jugar, educar!

Llegir, jugar, educar!

¿Quién ha dicho que la lectura es aburrida? ¿O que educar en valores no es compatible con el juego, la diversión, las aventuras interactivas o un Escape Room en toda regla lleno de intriga, misterios y suspense?

Seguir leyendo